jueves , 17 octubre 2019

PP pide dimisión de presidente Diputación de Badajoz por “caso vacunas»

Insta a Vara a actuar y poner orden Silencio del consejero de Sanidad y Gerente SES ante pruebas irrefutables

Martes, 11 de Agosto de 2015      Fuente: PP Extremadura
El PP ha pedido la dimisión del presidente de la Diputación de Badajoz y alcalde de Villanueva de la Serena, Miguel Ángel Gallardo, como consecuencia del denominado “caso vacunas”, un asunto lamentable – en opinión del diputado y coordinador parlamentario de Sanidad y Políticas Sociales, José Ángel Sánchez Juliá -que también ha solicitado a Fernández Vara que ponga orden e investigue este asunto. Para su conocimiento, Sánchez Juliá ha registrado en la mañana de hoy, en la sede presidencia de la Junta de Extremadura y a nombre de su presidente, Fernández Vara, las pruebas documentales de este asunto.

José Ángel Sánchez

El origen de esta corruptela radica en una vacuna contra la tosferina que fue sustraída del Centro de Salud de Orellana La Vieja, sin el consentimiento de la farmacéutica de Atención Primaria, como ella misma denunciaba en un escrito oficial, que cuenta con todos los sellos correspondientes. Ya ese día, el portavoz adjunto del GPP señaló que las sospechas sobre la autoría de este asunto estaban enfocadas en el concejal de Sanidad de Villanueva de la Serena, Juan Cruz González.

Un nuevo informe, éste de la farmacéutica de Atención Primaria del Centro de Salud de Villanueva Sur, no solo no deja lugar a dudas sobre la autoría de la sustracción de la vacuna en Orellana Sur, sino que desvela que este caso va mucho más allá de lo que en principio se podría pensar. Saltándose cualquier tipo de protocolo sanitario y el propio acuerdo del ministerio que restringe estas vacunas para niños de seis años, el concejal socialista, Juan Cruz González, siguió un procedimiento irregular para obtener, no una, sino dos dosis de la vacuna con la finalidad de vacunar a la hija del alcalde y presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, que tiene seis años.

En esta denuncia, la farmacéutica del Centro de Salud relata cómo descubrió la irregularidad al realizar el cálculo mensual de existencias de vacunas en el Centro de Salud. «Encontré una dosis de vacuna en la nevera de pediatría y dado que ya habían sido retiradas todas las dosis de esa consulta para dar cumplimiento a la orden ministerial, y puesto que es una vacuna que no puede obtenerse a través del canal farmacéutico, consulté el origen de dicha dosis», asegura en ese escrito. La farmacéutica recoge que el A.T.S. y miembro del equipo de gobierno municipal «se puso en contacto con los Centros de Salud de Villanueva Serena Norte y con el Centro de Salud de Orellana para que le proporcionaran la vacuna». Fue entonces cuando «ignorando el programa de vacunación, se hace con dos dosis, una procedente de Villanueva de la Serena Norte y otra de Orellana» (cuestión confirmada por los dos centros de Salud). En el relato de los hechos también se señala que, una vez administrada la dosis a la usuaria mencionada (perteneciente al cupo de pediatría de este Centro de Salud) se procedió al registro en el sistema informático del Servicio Extremeño de Salud. Y respecto a la dosis sobrante, fue retirada dado que se desconocía «si había mantenido la cadena de frío desde que fue retirada por el A.T.S. Juan Cruz González”.

Pese al calado de las informaciones desde la Gerencia del SES y por parte del Consejero de Sanidad, el en otra época beligerante Sr. Vergeles, se está dando la callada por respuesta. “Desde el PP queremos llegar hasta el fondo de este asunto y que se investigue hasta las últimas consecuencias; la única versión que hemos podido leer en prensa son las contradicciones palmarias del alcalde, completadas vía redes sociales con insultos,  falsedades y graves acusaciones hacia el exconsejero de Sanidad y hacia los profesionales sanitarios por parte de Gallardo y también de su concejal de Sanidad.

Desde el Partido Popular de Extremadura, exigimos que esto se demuestre, porque los informes oficiales y las denuncias de las dos farmacéuticas aseguran todo lo contrario y los padres con niños de seis años de la región y de España, también. Para el diputado Sánchez Juliá: ”Resulta sumamente grave, que el alcalde socialista de Villanueva de la Serena afirme que las denuncias de estas profesionales están “cocinadas” para hacerle el juego al Partido Popular. Esa afirmación, señor Gallardo supone acusar a los sanitarios de falsedad documental ante las evidencias en contra que se tienen”

Pero desde el PP no vamos a permitir que ensucie el buen nombre de los profesionales del SES para intentar ocultar  una cacicada.

 

Por ello, el Partido Popular de Extremadura insta la dimisión de Miguel Ángel Gallardo y de su concejal de Sanidad Juan Cruz. Gallardo, debería dimitir por cortijero, por abusar de lo público, por mentir defendiendo que la vacuna de la tosferina se le ha puesto a otros niños de seis años y por acusar a los profesionales sanitarios de manipular y «cocinar» informes ad hoc para el PP.

Con él, debe marcharse el concejal de Sanidad, por creerse en el derecho de privar a bebés y embarazadas de una escasa vacuna, por faltar a sus obligaciones como sanitario que es, por despotismo, por servilismo a los intereses de su jefe y por prevaricación.

Fernández Vara debe actuar con contundencia porque, si no lo hace, será cómplice de este abuso intolerable. Reclamamos que empiece a investigar ahora mismo. Exigimos que se actúe con coherencia política.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies