sábado , 19 enero 2019

Acusan al concejal de Sanidad de Villanueva de la Serena de sustraer dos dosis de vacuna para administrárselas a la hija del alcalde

Acusan al concejal de Sanidad de Villanueva de la Serena de sustraer dos dosis de vacuna para administrárselas a la hija del alcalde

  • Se trata de un antídoto contra la tos ferina

  • Salvo a los recién nacidos, está restringida en toda España por falta de suministro

David Vigario Corresponsal Mérida, 7 de Agosto de 2015  Fuente: El Mundo

A todos los niños con esa edad se les ha retrasado esta vacunación dado el aumento de la tos ferina en bebés de menos de dos meses y los problemas de suministro internacional de este antídoto, que ha quedado reservado en exclusiva.

La orden del Ministerio de Sanidad -ratificada por escrito en Extremadura a través de una circular el pasado 4 de junio- por la que se retrasa la aplicación de la vacuna para los niños de seis años, incide en que no constituye ningún riesgo para estos menores y marca que volverá a ser aplicada para esta edad “cuando el suministro sea habitual” por parte de la compañías que las comercializan en España: GlaxoSmithkline y Sanofi Pasteur MSD. En concreto, la Comisión de Salud Pública aprobó hace tres meses “priorizar la vacunación frente a la tos ferina en los niños más pequeños -de 2, 4 y 6 meses de edad- y la vacunación de recuerdo a los 18 meses para evitar repercusiones en la población infantil”; lo que obligó al retraso de la inmunización para los de seis años, que sí la recibían hasta ahora.

Sin embargo, saltándose cualquier tipo de protocolo sanitario y el propio acuerdo, el enfermero y concejal de Sanidad del Ayuntamiento de Villanueva, Juan Cruz González, siguió un “procedimiento irregular” para obtener dos dosis de la vacuna con la finalidad de vacunar a la niña del alcalde, de seis años, según consta en un informe elaborado por la farmacéutica del Centro de Salud de Villanueva ‘Serena Sur’ al que ha tenido acceso EL MUNDO.

En dicha denuncia, firmada el pasado 3 de julio y enviada al director de Salud del Área de Don Benito y al subdirector de Enfermería, relata cómo descubrió la irregularidad “al realizar el cálculo mensual de existencias de vacunas en el Centro de Salud. “Encontré una dosis de vacuna en la nevera de pediatría y dado que ya habían sido retiradas todas las dosis de esa consulta para dar cumplimiento a la orden ministerial, y puesto que es una vacuna que no puede obtenerse a través del canal farmacéutico, consulté el origen de dicha dosis”.

La farmacéutica recoge que el A.T.S. y miembro del equipo de gobierno municipal “se puso en contacto con los Centros de Salud de Villanueva Serena Norte y con el Centro de Salud de Orellana para que le proporcionaran la vacuna”. Fue entonces cuando “ignorando el programa de vacunación, se hace con dos dosis, una procedente de Villanueva de la Serena Norte y otra de Orellana” (cuestión confirmada por los dos centros de Salud).

En el relato de los hechos también se señala que una vez administrada la dosis a la usuaria mencionada (perteneciente al cupo de pediatría de este Centro de Salud) se procedió al registro en el sistema informático del Servicio Extremeño de Salud. Y respecto a la dosis sobrante, fue retirada dado que se desconocía “si había mantenido la cadena de frío desde que fue retirada por el A.T.S. Juan Cruz González”.

Este hecho fue denunciado ayer por el PP de Extremadura, a través del ex consejero de Sanidad, Luis Alfonso Hernández Carrón, quien denunció la sustracción de las vacunas y apuntó al concejal de Sanidad como el autor de la acción, pese a que no especificó el destino final de las dosis, como certifica el informe.

Además, existe otro informe de la farmacéutica responsable del Centro de Salud de Orellana la Vieja que certifica que “una vez realizado el recuento de existencias de vacuna en la primera semana de julio de 2015, y comprobadas las dosis administradas de la misma en el centro de salud durante el mes de junio”, se certifica que “falta una dosis”.

La versión del alcalde

Por su parte, el alcalde de Villanueva señaló a EL MUNDO “que el PP con esta historia quiere tapar la delicada situación de su alcalde de Almendralejo relacionado con la trama Púnica y unos viajes a París”. El regidor sí señaló que su hija tenía puesta la vacuna, “como muchos niños”, pero advirtió que le fue puesta por su enfermera de Pediatría como es habitual. “Mi hija se la pone a principios de junio”, señala Gallardo, “cuando la niña cumple los seis años”, como es habitual en el calendario de vacunaciones. El alcalde aseguró desconocer si la vacuna está actualmente restringida y le extraña que si se acusa a su concejal (ATS) de sustraer las dosis no se las pusiera él directamente a la niña y no, como él mismo declara, la enfermera de Pediatría. “Nunca he utilizado los servicios públicos en mi beneficio, ni en vacunas ni para saltarme listas de espera ni en nada”, aseveró el regidor, que asegura desconocer el informe de la farmacéutica del Centro de Salud. “Utilizar a menores es susceptible de delito y ejerceré mis derechos contra quien me acuse”, destacó a su vez Gallardo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies